Páginas

martes, 31 de julio de 2007

¡La leche!

<
La leche va a subir entre diez y treinta céntimos en unos días. Los ganaderos dicen que suben el precio porque la demanda es excesiva y no puden abastecernos a todos. Ley de la oferta y demanda ya se sabe. Pero cuando escuchaba la noticia ayer en la tele, que por cierto se ve que está cundiendo el ejemplo de la sexta de poner presentadoras monas en los informativos, cuando veía la noticia digo, me pasó una imagen por la cabeza de ganaderos asturianos vertiendo litros y litros de leche en las carreteras como protesta por la llamada cuota láctea que les imponían desde Bruselas. La cosa era que según el comisario de turno (no recuerdo el nombre, ya se sabe, mi memoria selectiva...) decidió que había demasiada producción de leche en España, y que había que reducirla. Traduciendo, que había que cargarse un montón de vacas, y que si hacía falta leche ya la traerían de los Alpes, que es más buena. Y claro a los ganaderos maldita la gracia que les hizo, pero al final pasaron por el aro... Y ahora nos toca pagar, porque al final siempre pagamos los mismos, más por la leche que se produce en menor medida de lo necesario, ya que por mucho que se apriete una vaca da lo que da, y tampoco es plan de doparlas que luego sale horchata con sacarina, y lo que se quiere es leche. Claro incrementar la producción requiere de más vacas, y una vaca no se fabrica así en un momento. ¡Con lo bien que hubieran venido todas esas que se sacrificaron...! Pero será que yo de política no entiendo. Nada, a pagar más por la leche, solo espero que los bares no apliquen la subida al café que entre la subida y el redondeo lo pueden dejar en dos leuros, así para hacer las cuentas fácilmente.

viernes, 13 de julio de 2007

Deshacer el mundo

-·-
Es viernes, trece de julio, y ando un poco espesito. Será la calima, la falta de sueño, la proximidad del fin de semana o que estoy en una edad muy mala, vaya usted a saber. El caso es que hay cosas que me gustaría comentar, pero no me sale, no me sale y claro luego caducan - la actualidad es lo que tiene, oiga - y claro pierden gracia-. Así que, así sin desgana apenas, pues lo voy a ir cascando que, ya se sabe, es lo mejor.

Lo primero que no quiero que se me olvide es lo de un banquero de la India que se ha gastado seiscientos eurazos en su boda. Uis, que se me va la mano, quería decir 600.000.000 € (sí con ocho ceros como ocho ojos como platos). Vale que la boda duró cuatro días, y que entre la iglesia – que da para otra entrada – , el banquete y tal te sale por un pico - en España de media unos 24.000 €, de media ya se sabe (un saludo para mi antigua profe de estadística: Barrio Sésamo ya no fue lo mismo tras esos días) -, además que esta gente tiene mucha familia y compromisos, las flores para los elefantes, que si un Vishnú de oro macizo y tal y cual, pero seiscientos millones de euros (esta vez está bien escrito) me parecen muchos, y no me quiero poner demagogo..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.