Páginas

jueves, 9 de agosto de 2007

Pueblos del mundo, extinguíos…

>
dejad que continúe la evolución, esterilizad a vuestros hijos, juntos de la mano hacia la extinción.

Esto iban cantando allá por el estresante 1992 el grupo Siniestro total. Si bien el mensaje es un tanto radical y pocos o ninguno les hizo caso, se avecina una época de extinciones. De momento en el río Amarillo (Huáng Hé), China, ya no se encuentran los delfines autóctonos únicos absolutamente fluviales (por lo visto los del Amazonas pasan tiempo en el mar) y se apunta a causas humanas. De todos modos tranquilos, no serán los únicos. Según Raimundo Real Jiménez, profesor de zoología del departamento de biología animal de la Universidad de Málaga, la fauna ártica no tardará en caer. Gracias al incremento de temperaturas, reducción del territorio y recursos, pingüinos, osos y zorros polares se las van a ver y desear para sobrevivir. Nada chatos, evolucionad, adaptaos al medio, si es que os puede la especialización.

O que hagan lo que unos microorganismos: criogenización. Y es que varios de estos bichitos han resucitado tras estar unos 100.000 años congelados. Resulta que de vuelta al laboratorio, con muestras de hielo datado en esas fechas, los científicos descubrieron que al calor de los focos, los aparentemente inertes seres comenzaron a cobrar vida. Los alimentaron y ahí están, la alegría del laboratorio oiga. Esto da esperanza de poder encontrar algún tipo de vida en estado de hibernación en Marte o Io, donde se sabe que hay hielo, e incluso en algún cometa. Ale, a despertar bacterias mutantes del más allá de las estrellas. ¿Es que esta gente no ve películas de ciencia ficción para saber que eso no puede traer nada bueno?

De todas formas dentro de siete millones de años todos calvos, o moustricizados severamente. Cada 62 millones de años, durante la traslación del sol, y nosotros con él, alrededor de la galaxia, cruzamos una zona de rayos cósmicos de alto valor mutágeno, pero no de mutaciones de las que molan, en plan X-Men, sino de las que producen muerte y destrucción.
En parte esto podría explicar porqué este periodo coincide con el perido de extinciones masivas en la tierra. Que vale que grandes explosiones, cambios climáticos y hiperactividad solar o meteoritos ayuden, pero mucha casualidad es que coincidan las fechas.
Total que si además de pasar por la zona muerta se cruza Sirio con Plutón, desviando la trayectoria de un meteorito aniquilador, que reactiva un hipervolcán, creando un invierno nuclear de tres pares de narices no hay quien se escape, a no ser que seas un nematodo congelado, y luego a volver a empezar.
La edad de los insectos llegará y con ojos compuestos me verás, te detectaré con antenas y radar, zumbaré de placer al procrear.

+ info:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.