Páginas

jueves, 13 de septiembre de 2007

Mi reino por un audímetro

Sí, mi reino y lo que haga falta. Porque hoy por hoy sin un audímetro no eres nadie. ¡Yo quiero uno! La televisión se basa en las audiencias y las audiencias se miden con audímetros. En España apenas hay 4000 de éstos. Pue sí, lo que ve una pequeña muestra que no llega al 0'1% de la población se extrapola a los gustos televisivos de todo un país. Así, los elegidos que deciden indirectamente qué nos gusta ver tienen un poder abrumador en sus mandos a distancia para hundir en la miseria o elevar a los altares cualquier programa, concurso, documental, serie o evento deportivo.
¡Viva la democracia representativa y la estadística que la parió! Porque sin un audímetro a los que nos gustan ciertas series y programas estamos condenados al baile de horarios, con suerte, o al insomnio, las más de las veces. Así pues, ¡yo quiero un audímetro! Porque sin él no hay forma siquiera de castigar a una cadena por cambiar contenidos sin previo aviso, ¿qué importa que dejes de verla si no se va a contabilizar? Al final todo depende de lo que los elegidos decidan, y ya me vendrán con eso de que es una muestra representativa y tal y cual... Ya demostró la COPE lo fácil que es manipular un estudio de medios, por muy bien hecha que esté la muestra.

¿Para cuándo una tele con audímetro de serie? No creo que sea tan complicado. Así los datos serían más similares a la verdad, téngase en cuenta que se mediría que se emite en cada tele, no cúantas personas lo están viendo, que siempre será mejor que no lo que han indicado a sus 4000 trastos los elegidos. Que esa es otra, la introducción es medio manual, tienen que decirle al cacharro cuántos ven la tele, y casi el canal. ¡Quiero uno, quiero uno, quiero uno! ¡A ver si así con mi pequeño porcentaje consigo que ciertas cadenas se enteren de que no merece la pena comprar la mejor serie del momeno y programarla a las doce de las noche!

Vale estoy en modo pataleta, vale estoy en modo llorón, pero es que no puedo hacer otra cosa, sin un audímetro estoy indefenso ante la felonía de Antena 3 que me ha puesto a Bauer los jueves a media noche. ¿Pero cómo me hacen esto? ¿Cómo voy yo a poder verlo teniendo que currar, o al menos aparentarlo, luego? ¿Me concederá el jefe una exedencia para los próximos 24 viernes?, aunque como son así de guays seguro que empiezan a poner capítulos dobles (vale solo tengo que pedir doce viernes libres) o, como con el fin de la quinta temporada, un maratón de cuatro para terminar (con suerte solametne diez...). Solo me queda esperar que algún alma caritativa los grabe y me los pase, ¿eh coleguis?, ¿eh?, ¿eh?, ¿eh?. Mientras voy a llorar un rato sobre el teclado comiéndome las uñas con el trailer de la sexta temporada de 24.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos Dias,ya se nota que tienes el dia tonte,jeje,bueno de esos que tenemos todos,asi que si hoy estas asi no te cuento como estaras mañana que habras trasnochado para verla y encima con un poco del mosqueo de hoy,jeje,hombre tb hay otra opcion,que alguien te regale la serie completa no?
Bueno como lo prometido es deuda,aqui esta mi pequeña aportacion a tu autoestima y ya me ire pasando de vez en cuando x aqui,siempre que ciertas restricciones lo permitan claro esta.Besos Sandra :-p

AviAdorA de metAl. dijo...

Antes de nada, decir que me ha encantado leer "felonía" en tu post (es una palabra tan cool y tan enigmática a la vez, ay, que voy a plantarla en la primera conversación que tenga con alguien, a ver qué cara pone).

Pues sí, yo quiero otro audímetro. Si no veo apenas la tele es porque la política del "prime time" me pone de mal humor a la hora de la cena. Acabo pensando en el cociente intelectual de la gente que ve "Gran (estúpido) hermano" y programas similares. Bueno, eso. No sigo por aquí.

Lo que hacían con "Doctor en Alaska", no tiene nombre. Será que los que tenían audímetro no veían "Doctor en Alaska", pues.

Di Blasino dijo...

Tanta oferta televisiva y al final lo que nos interesa se hace casi inalcanzable. Lo lamento de veras.

Pero Bauer..., 24 horas... O son imaginaciones mías, o el bueno de Steve lleva una vida estresante. Y tal vez no lo he dicho antes, pero yo quiero derretirme, no ponerme como una moto.

Hágase con un aparato grabador. Así será dueño de la tele, no la cadena dueña de su vida.

Daniel Turambar dijo...

S. Lo del día tonto... más bien temporada tonta

A. Pues nada el próximo palabro similar te lo dedico, pero vamos que si le haces una visita al amigo Álvaro te vas a jartar. En cuanto a Fleishman, yo es que no me canso de ver esa serie.

Daniel Turambar dijo...

D b. Sí algo habrá que hacer pero me temo que por hoy solamente me queda la opción de trasnochar, espero que mañana el jefe sepa perdonarme. Otro día hablamos de derretimientos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.