Páginas

miércoles, 23 de enero de 2008

¿Cómo exterminar un pueblo sin que te llamen genocida?

El dilema no es sencillo. A lo largo de la historia, en la lucha por la paz y la verdad, unos pueblos han intentado someter a otros, esclavizarlos o a veces simplemente exterminarlos, por diversas razones tanto económicas, como religiosas, políticas, o simplemente de orden práctico. Que los del pueblo A no adoran a nuestro vero Dios, o que no comparte nuestro ADN, o que no van a comprender nuestro nuevo ideario, o que ocupa nuestra tierra prometida, o que tienen un oro (amarillo o negro) que nos vendría bastante bien, pues nos los cargamos y listo. Muerto el perro...

jueves, 17 de enero de 2008

En el nombre de Galileo

Una vez más, las hordas laicistas han puesto de relieve su galopante ateísmo y anticlericalismo vetando el acceso del papa Benedicto XVI, a un foro publico. En este caso se trata de la Universidad La Sapienza de Roma. El Sumo Pontífice (¿hacedor de puentes?), otrora Gran Inquisidor, ha tenido que aplazar la visita que iba a realizar hoy, invitado por el Renato Guarini, Rector Magnífico del mentado centro de esudios, debido a que no se han podido garantizar la ausencia de protestas de profesores y alumnos durante la estancia y la Lección Magistra que el Papa iba a impartir.

Todo comenzó cuando un tal Marcello Cini, por lo visto profesor emérito, envío una carta allá por el 14 de noviembre al rector, mostrando su desacuerdo con la vista. Más tarde 67 profesores más hicieron suya la misiva. ¿Y todo por qué? Porque el valedor de la familia (pero sólo de la familia como Dios manda, ¡eh!) dijo, con más razón que un santo, que "En tiempos de Galileo la Igelesia fue mucho más fiel a la razón que el mismo Galileo. El proceso contra Galileo fue razonable y justo". Así que estos cientifiquillos de medio pelo, que por lo que se ve tienen en un pedestal al tal Galileo, se han dado por ofendidos en nombre de la laicidad de la ciencia, considerando una ofensa la presencia papal en su Ateneo.

Esto, además, dio alas a sus cachorros, jóvenes estudiantes de mente moldeable, que ignorantes ellos cubrieron una pancarta de Minerva, al parecer diosa pagana de la sabiduría, con una pancarta en la que se podía leer "El saber no necesita ni de padres ni de curas", y otras más, incluso organizando jornadas anticlericales, por lo que el sabio resurrector del infierno no ha tenido más remedio que velar por sus almas ignorantes, mas pecadoras, desde el Vaticano, ante semejante proceder a todas luces intolerante y antidemocrático...

jueves, 10 de enero de 2008

151.000 personas asesinadas

Un estudio revela que, desde que el Glorioso Ejército de los Estados Unidos de América, cuyo Comandante en Jefe es George Walker Bush, con la bandera de la Libertad y la Democracia en alto, invadió el estado soberano de Irak, ciento cincuenta y una mil civiles han muerto en actos violentos. 151.000 personas que vivían con sus penas y alegrías. Entre los soldados de ambos bandos se cuentan, redondeando, unas diez mil bajas. No quiero decir que la vida de un civil valga más que la de un militar, pero el militar sabe cuál es su oficio y es un riesgo que asume vivir. El civil, ya sea un chico que va de camino a la escuela o el mayor proxenta de Bagdag, no cuenta con ser bombardeado, tiroteado o volado por una mina.

151.000 personas. La verdad es que me cuesta hacerme a la idea de cuánta gente es esa. Así que me fui al Instituto Nacional de Estadística para intentarlo. Sería algo así como si en tres años se matara a todos los de la provincia de Segovia o a los de la de Teruel, o asesinaran a todos los habitantes de Ávila, Cuenca y Huesca juntos, o a todos los de Ciudad Real y Toledo, o no se dejara ni uno vivo en Badajoz, o en Logroño, o en Huelva, o en Salamanca. ¿Muchos, suficientes? ¿A cuántos salen por galón de petróleo?

viernes, 4 de enero de 2008

El flautista de Hamelin

Supongo que todos conocéis el cuento del primer desratizador documentado de la historia, que además tenía la mala costumbre de cobrarse en niños cuando no le pagaban lo acordado (por si acaso aquí tenéis el cuento). Los Hermanos Grimm fueron los que fijaron el relato tal y la conocemos ahora a partir de viejas leyendas alemanas que databan de la alta edad media. Como toda leyenda tiene un hecho histórico de base. Para nuestro relato se aventuran dos teorías para la desaparión de los infantes: por un lado la ampliación de la ciudad que empleó a los pequeños en la empresa (wikipedia), y por otro lado las cruzadas infantiles que se pusieron de moda por el mil doscientos y pico. Sea como fuérade, este cuento de hadas resulta peculiar, en tanto que la moraleja del mismo no es tanto para los niños, a los que parecería ir destinado en principio, sino para los padres. Vamos un cuento para adultos (lo sé es un mal chiste, :-P).

Bien, pues una nueva flautista está organizando filas y creando un nuevo ejército para librar una gran cruzada, hipnotizando a niños norteamericanos, esta vez con el consentimiento de sus padres, eso sí. Y está pasando hoy, y no es una metáfora. Acabo de ver este impactante vídeo sobre el adoctrinamiento al que someten los evangelistas estadounidenses a sus hijos y me he quedado un tanto acojonado, y con razón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.