Páginas

miércoles, 23 de enero de 2008

¿Cómo exterminar un pueblo sin que te llamen genocida?

El dilema no es sencillo. A lo largo de la historia, en la lucha por la paz y la verdad, unos pueblos han intentado someter a otros, esclavizarlos o a veces simplemente exterminarlos, por diversas razones tanto económicas, como religiosas, políticas, o simplemente de orden práctico. Que los del pueblo A no adoran a nuestro vero Dios, o que no comparte nuestro ADN, o que no van a comprender nuestro nuevo ideario, o que ocupa nuestra tierra prometida, o que tienen un oro (amarillo o negro) que nos vendría bastante bien, pues nos los cargamos y listo. Muerto el perro...



Durante siglos el único problema era la posible oposición a dejar de existir, tan exasperante en ciertos grupos humanos. Nada que una buena planificación y logística no pudiera solventar, al menos en unos niveles aceptables de eficiencia. Ya se sabe, siempre se escapará alguno, pero una vez logrado el objetivo inicial (aún siendo éste el exterminio total) en un grado razonable poco importa. El problema actual es que uno no puede cargarse, no a quien desee, simplemente a quien se cruza en su glorioso camino, guiado las más de las veces por la mano de Dios, así tan alegremente. No tanto porque el resto de pueblos simpaticen más o menos con los que causan el problema, sino porque, al parecer, no está bien visto matar personas y menos exterminar poblaciones enteras, arrasar culturas o exterminar civilizaciones. Y claro, eliminas unos cuantos miles o millones, qué más dará, de insignificantes chinitas en la pavimentación de la autopista hacia la grandeza nacional, pues, ¡oye, que te llaman genocida! Como si la vida de un pueblo no elegido valiera la misma que la uno que sigue los designios del destino. Y así, tu pueblo puede verse mancillado en las páginas de la Historia, tus símbolos condenados por las generaciones venideras, tus descendentes humillados y los más débiles con una especie de sentimiento de culpa y vergüenza inducida hacia el cénit de su cultura, y los héroes de la Patria ven sus nombres asimilados a los peores demonios del abismo, ejemplos de maldad suprema.
Véase por ejemplo el tratamiento dado a los hechos en el Kurdistán, Armenia (Turquía), Camboya, Guatemala, Ruanda, Tierra de Fuego (Argentina y Chile), Alemania nazi, Ucrania, y tantos otros acontecidos solamente en el siglo XX.
Pero parece que hay un hueco para la esperanza. Un pueblo, elegido por Dios como no puede ser de otra manera, parece estar consiguiendo cumplir su destino sin tener que preocuparse por lo que digan sus coetáneos y mucho menos la Historia. ¿Cómo lo han hecho? Bueno las claves de su éxito son complejas, no me atrevería yo, anacoluto de mí, a analizarlas. Pero lo que parece funcionar es ser el ojito derecho del imperio, equiparar cualquier conato de crítica con persecuciones y odios pretéritos, y por supuesto una buena infraestructura y financiación, adoctrimaiento y lo mejor: dejar que el enemigo se muera solo. Así en vez de llamarlo genocidio, lo pueden llamar bloqueo. Oye, no entras a matar civiles con gas, o los bombardeas, o cualquier otra forma de matarlos. Simplemente rodeas las tierras que ocupan, tus tierras al fin y al cabo, no dejas que entre comida o medicamento alguno, y ya se morirán solos. Brillante. ¿A que no parece tan difícil? El problema es que si el territorio tiene frontera con un futuro enemigo puedan escapar por ahí a la desesperada. Pero bueno, de momento no son tantos, y al fin y al cabo el objetivo era que se marcharan de ahí. Si se mueren es por su culpa. Y aquí paz y después gloria.
. . .

Si estamos de acuerdo en que esto no puede volver a repetirse:
















...por la misma razón esto no puede tolerarse:















* Valga esta inútil pataleta para asquear a quien la lea, por si puede hacer algo.
Y otra vez habrá que gritarlo:

12 comentarios:

novata dijo...

No creo que sean actos comparables, de todos modos no mencionas a los muertos del otro lado en ataques terroristas. No te conocía tan demagógico e imparcial.

Álvaro Nuevo dijo...

Terrorismo: conjunto de acciones militares llevadas a cabo por grupos minoritarios para sembrar el miedo y conseguir así sus propósitos.

Genocidio: matanza indiscriminada de un pueblo por parte de un Estado superior mayoritario.

Parcialidad: no mirar con equidad los aspectos de una situación, decantarse claramente por uno de ellos, equiparar situaciones claramente diferentes...

Demagogia: a Dios rogando...

Daniel Turambar dijo...

Novata: Tu último comentario no es publicable. La razón: los insultos porque tú lo vales. Si quieres volver a redactarlo lo publico, pero no faltes a nadie, qué sé que puedes (aunque lo nieges)

novata dijo...

Lo siento si me excedí, pero me reconocerás que le ha faltado poco para saltar. Vale que te defienda, pero preferiría que lo hicieras tú. Además tanto odio que tiene no debe ser bueno (a no ser que actue a tus órdenes, que ya sería el colomo), y ¿por qué no aprovecha su propio espacio? Allí se pone muy poético y litearto. Pues que sepa que no engaña a nadie, le traiciona esa foto de trasnochado, pero si esa es la imagen que quiere dar allá él.

Supongo que no publicarás este cometnario tampoco, así que no diré más.

Daniel Turambar dijo...

Novata: no, no lo iba a publicar, la verdad, pero he preferido hacerlo para que la personas que lo lean te conozcan mejor. Y tal vez debería publicar el anterior, pero mira, estoy de buen humor, he conocido a una mujer maravillosa y estoy en un estado de ñoñez tal que no me apetece que dejar que te autodescalifiques, así que déjalo estar hazte un favor e intenta relajarte y ser un poco feliz. Te deseo lo mejor.

Garewen dijo...

Ejem... Iba a comentar algo, pero visto como está el patio pues... nada Nani, que me alegro que el estado de ñoñez supino en el que te encuentras te sirva de colchón ante la gente pasional...
Álvaro campeón, cada día me gustas más :-) Muacs a los dos

Garewen dijo...

Por cierto tú, que has puesto Truquía (esto no lo publiques, eh?)

Daniel Turambar dijo...

Gaerwen: Que no me entere yo que no opinas, faltaría más. Sabes que esta es tu casa y que tienes un cuartito libre para cuando quieras pasar una temporadita, y quien se pique que se arrasque, y si la linde se acaba y el tonto sigue por algo será. Besotes duenderiles y corrijo lo de Truquía, el país de los tahures, jejejeje.

Álvaro Nuevo dijo...

Bueno Novata, no trato de gustar ni de agradar porque sí y por eso la imagen que dé me trae un poco sin cuidado. Es verdad que -debido a mi vocación- soy un pelín mentiroso, muy exagerado y a veces demagogo, pero lo que no estoy es ni rabioso ni irascible. Dani sabe que cada comentario que hago -según la gravedad del tema que se trate-, lo hago con una sonrisa.

Si repasas mis comentarios verás que no tengo nada contra ti, que no te he atacado personalmente en ningún momento y que sólo trataba -así son los debates, qué le vamos a hacer- de argumentar en contra de tus argumentos.

Lo que sí soy es un caballero. Te pido disculpas, Novata, porque es cierto que trataba de buscarte un poquito las cosquillas, pero nunca imaginé que te lo fueras a tomar así. Perdona. Ya no volverá a ocurrir porque ha dejado de ser divertido; me vuelvo a mis feudos y te dejo el camino libre. Comentaré sólo con los demás y, perdóname, pero mientras Dani tenga a bien, seguiré pasando por su blog porque es un espacio interesante. El mío no; entre la foto de bohemio de pueblo chico -tiene un tiro, lo reconozco y ¡es la mejor que tengo! así que imagínate- y mis post aburridos pseudoliterarios no sé cómo pasa la gente por allí.

Mucha suerte, Novata, y si te apetece debatir -o simplemente charlar- sobre otro tema que no sea tan sensible para ti, cuando quieras. Buen viento y mucha suerte.

Perdona la perorata Daniel, pero tenía que explicarme. Me voy a currar que Dios ha colocado una brisa maravillosa en mi camino esta mañana, he amanecido junto a una mujer increíble y aunque el mundo siga siendo una mierda, repartiremos alguna que otra sonrisa que hostias, con perdón, hay de sobra. Un beso a tí también, Garewen.

di blasino dijo...

Ojú, qué mal rollo. Y no me gusta. Creo que está bien que haya diferencias, incluso importantes. No es conveniente la exclusiva compañía de personas con pareceres demasiado similares.

Es su casa, Daniel, pero salvadas las formas y enfriados los calores, sugeriría barra libre.

A su salud y a la de todos. Y tre urrà per l'amore.

Daniel Turambar dijo...

Chicos, siento que la situación se haya ido un poco de las manos. Esto me pasa también por toca-narices. Espero que todos y todas os sigáis pasando por aquí y dejando vuestros valiosos comentarios que son la salsa de esta pequeña isla a la deriva.

Bueno, en breve un post más ligerito: ¡eshe peasho de conshierto de MARLANGO de anoche!

novata dijo...

Tal vez me he acalorado u poco pero apenas me defendía. Disfrutad de vuestra maravillosa vida vosotros que podeis y estad tranquilos que no volveréis a saber de mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.