Páginas

jueves, 7 de febrero de 2008

Cómo sobrevivir a la SGAE

Me hago eco aquí, en esta insoportable querencia por el servicio público que me ha dado últimamente, de este libro de lectura imprescindible. Porque como bien dice Arturo Quirantes Sierra, el autor, la mano de la SGAE no solo afecta a nuestro bolsillo, poco a poco puede incluso convertersie en en el silenciador más obsceno: el de la autocensura. El libro aún no lo he leído por completo, pero los capítulos que llevo leídos son esclarecerdores. Muchas veces me pregunto retóricamente qué se puede hacer contra los males de este sistma tan pérfidamente eficiente en el que nos desenvolvemos. Bien, pues Arturo (me permitirás la confianza, ¿verdad?) ha conseguido mostrar algo de luz, en la lucha desproporcionada en la que todos estamos queramos o no condenados a perder si nadie hace nada.

Y es que se están promoviendo leyes y decretos que en pos de regular (fiscalizar) los derechos de autor llevan a situaciones tan ridículas como que yo tenga que pagar, por duplicado, a la SGAE por copiar en un CD mis relatos para enviárselos a un amigo (un puro atraco) o, situaciones subrealistas como la que relata Quirantes, y cito:



"Hace unos días, mi hijo Jesús (edad 10 años) me proporcionó otro excelente ejemplo de aviso de copyright, en el que al menos se acepta el concepto de copia privada, aunque cuidando mucho de no llamarlo por su nombre:
Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de esta obra sin contar con la autorización de los titulares de su propiedad intelectual. La infracción de los derechos de difusión de la obra puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (arts. 270 y ss. del Código Penal).
Este aviso estaba en su libro de matemáticas. ¿Y saben para qué me lo mencionaba mi hijo? Argumentaba muy convincentemente que, con esa prohibición, ni siquiera podría copiar el enunciado de los problemas en su libreta, así que sintiéndolo mucho ¡no podía hacer los deberes! Mira que he visto ejemplos de aplicación rara de los derechos de copia, pero nunca se me hubiera ocurrido este. Para complicar más la cuestión, el propio libro incluye actividades tipo “escribe en tu cuaderno estas expresiones”. ¿Debemos considerarlo como una autorización del autor? ¿Una inducción a que cometamos un delito? ¿Una limitación voluntariamente impuesta de sus derechos? Por si las moscas, le expliqué a mi hijo el concepto de copia privada, lo senté a la mesa, y por supuesto hizo sus deberes."

Pues para qué decir más. El libro os lo podéis bajar de su web de forma gratuita. Está sujeto a licencia Creative Commons, un tipo de liecencia mediante la cual el autor cede su obra al público para que pueda copiarla y distribuirla libremente siempre y cuando se reconozca al propio autor, se haga gratuitamente y bajo el mismo modelo de licencia.

Añadiré un enlace permanente a la mentada web, a su blog y a Compartir es bueno, de donde me enteré de la existencia del libro y donde podréis tiraros de los pelos con artículos como el del derecho a cita (al final acabaré en la cárcel, en fin, haré nuevos amigos...)

¡A leerlo y a difundirlo!

* Imagen, Mamífero devora dinosaurios, sacada de aquí.

7 comentarios:

Teamhair dijo...

Como siempre, GENIAL.... me encanta leerte.


Besos

Anónimo dijo...

¡Qué bueno, Dani!
Dentro de poco mis clases serán así:
-Vaaaamosss niiiiñosssss copiad de la pizarra este ejerciciooooo:
"Si un tren sale de Tombuctú a 120 km/h blablablablablabla......"
Matemáticas 5º Ed. SM, Madrid 2005

Un saludo,hipermegafriky.
María

Daniel Turambar dijo...

---------------------------------

Gracias Teamhair, por cierto ¿de dónde viene tu aopodo?, me come la curiosidad (modo cotilla, jejeje) Besotes. :D

---------------------------------

María: Uis, pues veremos a ver si según lees el enunciado no te salta un alumno desde el fondo con una amenaza de demanda, que entre cómo están las cosas y estos niños de hoy en día todo puede ser.
(por cierto ¿eres María de moralia, no?, por aclararme, jejeje) Venga besotes pah ti también. ;)

Anónimo dijo...

No, soy María de Cáceres, en realidad. Pero aceptamos barco por aquello de que tú me conoces de Moralia...
Ea!!! Si te rompí la cuerda de tu violín -ayudé al mundo a sobrevivir- en Caceres!!!jejeje

Daniel Turambar dijo...

Y aún sigue rota...
ains

Anónimo dijo...

Será porqeu no has vuelto a tocar....

Daniel Turambar dijo...

Será...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.