Páginas

lunes, 25 de febrero de 2008

Del water electoral

Esta noche, a poco menos de una hora se celebra "el debate que decidirá las elecciones", o eso les gustaría a los de cuatro. Después de pugnas por qué cadena y con qué presentador, mucho ruido para distraer, me temo, los chicos de promociones de la cadena roja (no por nada, es el color corporativo, sin suspicacias) se pusieron a ver cómo ser más cansinos. Supongo que el resultado será decepcionante, sea como fuere ya me enteraré mañana, porque la verdad es que no pienso verlo.

¿Las razones?,
pues no es por ser un jodío ácrata (más bien seguidor de los sistemas complejos autoorganizados, pero eso lo dejamos para otra entrada), ni por estar seguro de que el debate será un soberano tostón gracias a la milimétrica puesta en escena, ni por que tampoco creo que ninguno de los asistentes diga nada nuevo en sus monólogos, ni porque se me ocurran cientos de cosas, qué digo cientos: decenas de cosas mejores que hacer. La principal razón es que me parece un tanto vergonzoso que no se de voz a los partidos minoritarios. ¡Viva la democracia bipartidista! Se ve que el modelo americano se extiende, el Imperio..., ya se sabe. Pero allí al menos tienen primarias y un sentido del show que ya quisiéramos. Ese desprecio a las fuerzas menores no me parece bonito, la verdad. Vale que el presidente será probablemente uno de los dos contendientes de esta noche, pero en principio, en honor a la equidistancia, el resto de candidatos deberían tener algo que decir. Pero no en este país, donde tanto tienes tanto vales, y en política eso se traduce en escaños: tantos escaños tantos leurines para financiar la campaña, aperte de las "aportacioens voluntarias" que consiguas por ahí. Así se condena a los más pequeños a pelearse entre ellos frenéticamente, por no hablar de partidos nuevos y sin representación que se las ven y se las desean para conseguir financiación (sí me refiero al de Rosa Díez), y ya para acaparar espacio en los medios de masas ni te cuento. A país de borregos todo son pastores, y ahora que están reunidos pues ya se sabe cómo acabará el cónclave.

Pero lo más importante es que finalmente son estos partidos minoritarios los que terminan teniendo las claves para que un gobierno sea realmetne posible. Por lo tanto su voz es casi más importante que la de los, a priori, presidenciables, ya que finalmetne tendrán que pactar con los mismos para poder llevar una legislatura más o menos holgada. Así un debate entre estos secundarios me resultaría más interesante, pero de todos modos tampoco lo vería.

¿Por qué? Bueno, porque finalmente las políticas se ven afectadas por carteras negras. Siempre suecede. En cualquier grupo de personas con un objetivo en apariencia común acaban surgiendo intereses personales, si no deudas previas, que condicionan su acción, y tal vez la del grupo. Ya sean actores, sociedades gestoras, medios de comunicación, nuncios, potencias externas, o alienígenas. Las deudas contraídas acaban siendo exigidas. Por lo que finalmente acaban condicionando el devenir del rebaño agentes externos movidos por su proio interés.

La solución: una democracia 2.0, no representativa si no real, de la que hablaré la semana que viene. Mientras tanto mi opción sigue siendo el voto nulo. Inútil como otro cualquiera, pero con la serenidad que llega tras la pataleta.

Y volviendo al debate de esta noche, creo que lo vería si nos mostraran vía cámaras ocultas lo que dicen los debatientes cuando nadie los ve, a salvo, por ejemplo en el water. Probablemente no serían tan distintos sus fondos, y tal vez descubriéramos quién da cuerpo realmente a sus formas.

¡Vota Nulo!


3 comentarios:

aviadora dijo...

Sí, bueno, lo del voto nulo. Pero considerando que:

a) el sufragio universal nos ha costado sangre, lágrimas y más sangre...

b) va a salir uno de los dos, lo quieras(amos) o no...

c) el voto nulo no les dice nada nuevo a los políticos (siempre hubo "disidentes" del sistema)...

¡¡¡VOTA AL MENOS MALO!!! (si consigues averiguar cuál es).

PD: efectivamente, el debate es un tostón.

Di Blasino dijo...

Para mostrar lo interesante que es la diversidad, propongo una tercera (y hay otras muchas) opción: no votar a ninguno... de los dos, que ésta parece una buena ocasión para votar contra ambos.

¿Democracia 2.0? ¿En absoluto representativa? Intuyo que la representación es necesaria aunque debe mejorarse radicalmente. Así que un perezoso como yo estará encantado de escuchar nuevas ideas.

Álvaro Nuevo dijo...

Qué ascazo de país. Ya no sé si vivo en Extremadora o en Iowa, en la que, cómo sabéis sólo hay vacas y...

En fin, que esto es un circo de sólo dos pistas y en ninguna hay magos: sólo payasos y bailadores de platos.

¿El periodismo el cuarto poder? Qué va: el único y verdadero. Los demás -candidatos incluidos- sólo son marionetas.

Votad a quien sea menos al del frenillo, por Dios, que se nota a la legua que le han puesto en la boca ideas en las que ni él mismo cree: la sombra de la Conferencia Episcopal es alargada...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.