Páginas

jueves, 6 de marzo de 2008

Democracia 2.0.

Se acerca el momento de ir a votar. Paseíto hasta al cole, los sobres dispuestos, el DNI, y ale a casa hasta dentro de cuatro años.

¿Realmente esto es todo el poder del pueblo? Pues tristemente sí. El sistema representativo que tenemos montado no da para más. Salvo las raras excepciones previstas por la constitución que demandan un referéndum la única complicación del “hombre de la calle” a la hora de elegir su destino es decidir cuál será su representante, esto es delegar su poder de decisión en manos de otro. Si hay suerte y se juntan los suficientes votos ese alguien tomará posesión de un escaño y tendrá voz y voto real a la hora de decidir nuestra suerte. Y ahí termina todo control. Bueno a los cuatro años más de lo mismo. ¿Parece un buen sistema?, al menos no parece muy malo pero, ¿delegarías en alguien todas tus decisiones vitales durante cuatro años, sin más recurso que la protesta que será oída o no? A mí no me parecería buena idea que un desconocido decidiera mis menús diarios, si voy al trabajo en metro o coche, qué película veré la noche del viernes, con quién saldré a cenar, a qué rubia le tiraré los trastos, de qué color será la camisa que me ponga mañana, o si me gasto los cuartos en un móvil nuevo o lo dono a una ONG. Sería intolerable. Y sin embargo dejamos que decidan en asuntos mucho más importantes, aunque a veces parezcan lejanos, ya que afectan finalmente a nuestra vida cotidiana, lo veamos o no. Pero aún teniendo un delegado ideal, ¿acaso es creíble que vaya a estar de acuerdo con todos nuestros puntos de vista?, y lo que es más ¿cómo podría estarlo al representar a cincuenta mil personas? ¡Pero si a veces no me pongo de acuerdo conmigo mismo! No, el sistema no me convence. ¿Por qué no puedo decidir yo directamente lo que quiero? ¿Por qué tengo que ceder el poco grado de poder sobre mi futuro cada cuatro años?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.