Páginas

miércoles, 21 de mayo de 2008

Privacidad

¡Qué bonito nombre tienes!, que diría el Lichis...

Hace unos días descubrí una página web en la que pueden verse en tiempo real distintas zonas turísticas de Extremadura. ¡Guay! Bueno veremos. Entre ellas se incluyen distintas plazas de distintos pueblos. ¿Guay? Pues, teniendo en cuenta que si pasas por allí serás grabado y puestas las imágenes a disposición del todo el mundo a través de internet, ya que los vídeos son descargables..., sinceramente, no me parece para nada guay. Y es que la Junta de Extremadura prefiere gastarse el dinero de su sociedad de la imaginación en proyectos que, a mi entender, violan el derecho a la intimdad del ciudadano, por no decir la carta de los Derechos Humanos (artículo 12), en lugar de otros que dinamizarían y enriquecerían la región.



Acepto, de mala manera pero acepto, ser grabado cada día en el metro, algunas calles, plazas y carreteras por las cámaras de seguridad. Aún así no me hace gracia. Pero reconozco que son eficientes, no tanto para evitar delitos, que también, como para identificar a los culpables. Al menos con estas grabaciones tengo la seguridad legal de que serán usadas solamente bajo mandato judicial y destruidas pasado un tiempo, y el amparo de la ley de protección de datos. Pero las cámaras promotras del turismo extremeño, según veo en la web que no voy a nombrar, no me ofrecen ninguna garantía de que será de esas imágenes, es más puede ser de ellas cualquier cosa.

Pero, tío, no es para tanto y mola ver la gente, me han dicho. ¿No? ¿Que me graben sin mi conocimiento ni mi consentimiento para luego hacer públicas las imágenes no es grave? ¿Es que no puedo pasear por la plaza mayor de Cáceres sin que tenga que verme cualquiera en cualquier parte, insisto, pudiendo descargar el vídeo? ¿Mola ver la gente? A veces se me olvida que vivo en un país de verduleras en busca de una vida propia (tómese como género neutro y con perdón de las vendedoras de los frutos de la huerta), donde el que vela por su intimidad es que algo esconde, y algo malo, muy malo. La envida es muy mala, y muy dañina, y la simiente de esta asquerosa tradición. Pero ya no tenemos que envidiar a la jet, y sucedáneos, ya se viola el derecho a la intimidad de todos los españoles, y forasteros, por igual.

Y por no extenderme demasiado, valgan además estos artículos para denunciar el granhermanismo que se nos hecha encima, ya sea en (mal) nombre de la libertad de expresión o de los, tiene cojones, fines comerciales "legítimos".


_

8 comentarios:

Eterna dijo...

Dios mío, no lo había pensado nunca!
La verdad es que es muy inquietante que puedan analizar segundo a segundo nuestra vida, incluso pasándola a cámara lenta.
wow

xxx

Daniel Turambar dijo...

y lo que no sabemos, querida, y lo que no sabemos...

[musiquilla paranoico-conspiratoria aquí y fundido a negro]

XD

Nury dijo...

¡Horreur! ¡Que no lo pongan en Valencia! Y si lo ponen, que desconecten el asunto los sábados por la noche!

Di Blasino dijo...

Vamos, vamos. Pensemos sólo en el aspecto lúdico. Cualquier día de estos propongo día y hora para plantarme en la Plaza Mayor de Cáceres y jugar al "¿Dónde está Wally -digo Blasi-?" Je,je.

Daniel Turambar dijo...

Pues eso mismo pensó yo Nury, y mira que no soy muy juergas, pero bástese...

Oyes, lo de ¿ánde está Blasi? podría estar bien y luego unas cañas en los arcos, jejeje.

siouxie dijo...

Qué apuro podiosh, Con lo poco fotogénica que soy... :P

La Maga dijo...

Paso todos los días por delante de cámaras de seguridad en el metro, en cualquiera de las plazas de Madrid, en muchos de los trabajos que he tenido y en mi propio barrio. Estoy tan acostumbrada que ya ni siquiera reparo en ello. Pero lo pienso bien y me pueden grabar charlando con mis amigos, besando a algún que otro amante o arrascándome alguna parte indecorosa.

No me extraña que te indigne. En Madrid se puede aguntar, pero que no te toquen Extremadura.

Besos.

Daniel Turambar dijo...

Siouxie: no cuela maja, que he visto fotos ;)

Maga: Es increíble cómo converge la realidad con la ciencia ficción más tenebrosa, si V (de Vendetta) levantara la cabeza...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.