Páginas

miércoles, 18 de mayo de 2011

Igualdad ante la ley, sin excepciones

Porque, como suele decirse: o follamos todos o la puta al río (y en la calle ya la tienen en volandas junto a la orilla).

Nobody expects the #SpanishRevolution,
guiño a los Monty Python ayer en SOL
Probablemente esta sea la pancarta más inesperada (valga la obviedad) de las vistas en las manifestaciones de Sol. Bien, parece que la cosa se mueve. La prensa nacional e internacional se hace eco con mayor o menor profundidad, con más o menos segundas lecturas. Pero lo cuentan. Lo difunden. Tanto pero no más como la propia organización de las acciones ciudadanas vía internet (ver entradas anteriores con enlaces al respecto).

Esto no lo para ya ni la prohibición de la junta electoral. Sí, técnicamente cualquier acción que intente influir en el voto del ciudadano en época electoral debe ejercerse únicamente por una serie de entidades registradas previamente. Estas entidades suelen ser los partidos políticos. Esta norma es bastante desconocida (yo me enteré cuando prohibieron la manifestación del 15M en Toledo) y claro, nadie se apunta a esta lista. La verdad es que resulta absolutamente retorcida la argucia que hay tras esta ley. En realidad no es más que una mordaza. Supongo que alguien podrá decir que  ya podrían haberse enterado y apuntado. Luego habría que ver los requisitos para figurar como listado "ente" con derecho a pedir el voto en actos públicos.

Pero a uno le dicen desde pequeño que cuando acabó el franquismo llegó la libertad y que uno podía expresar sus ideas libremente. Siempre que no sean apología de delitos, se anota pronto. Siempre que no intente influir en el voto de los indefensos ciudadanos (influenciables ellos) en época electoral, partidos aparte, descubrimos ahora. CENSURA, sin más, por mucha ley o reglamento que se aplique.


Ahora, pregunto ¿por qué no prohíben también las juntas electorales la llamada al voto o al no voto que hacen algunos curas desde sus públicos púlpitos? 

El ROTO, quién si no.
No es que yo quiera censurarlos. Es más que digan y pidan lo que quieran (por más que a la iglesia se vaya a orar y difundir los evangelios y no a dar mítines, y por más que si alguien se lo recuerda simplemente lo echan a la calle). Pero que también lo hagan los que están en la calle. Porque al fin y al cabo están haciendo lo mismo: pedir que no se vote a ciertos partidos, aportando sus razones y en lugares públicos. Podría decirse que uno elige ir a una iglesia. Bien, también elige ir a una plaza a la hora en la que se convoca un acto que puede evitarse.

Así que animo a las juntas electorales a mirar bajo los campanarios. En concreto a la la junta electoral provincial de Cáceres. Porque en Tornavacas se está influyendo en el voto de los ciudadanos. Y si Democracia Real Ya no puede hacerlo, lo siento mucho, pero el párroco de Tornavacas tampoco puede ni publicando cartas (página 1 y página 2) ni arengando en misa.


Aunque, lo mejor, es dejar que el cura diga lo que quiera, que los que gritan en plazas lo hagan bien alto y los que duermen al raso se expresen, que se escuche hasta el último mítin, se comparen análisis de distintos medios y, así, el indefenso por influenciable ciudadano podrá, en la jornada de reflexión, pararse a pensar, evaluar opciones, acudir a la memoria, filias y fobias, y decidir qué es lo que le interesa para el futuro de su localidad y región.




Offtopic: mañana intentaré influiros para que voteis una opción minoritaria (espero que os interesen mis razonamientos y que no me lo prohíba ninguna junta electoral).

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En la SER entrevistaban a una que habia decidido ir a Sol cuando se enteró de que la prohibían. Creo que el efecto de prohibir se les puede revolver. Si nos prohiben, es porque molestamos. Y es lo que queremos, ¿no?


A la calle que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que pues vivimos
anunciamos algo nuevo

Raúl Campos dijo...

Una vez más, Daniel, tu lectura es impresionante. Yo también estoy preparando la mía. Y no, esto ya no lo para ni el apuntador!!! No es democracia, es dictadura: nadie controla las leyes que hacen para blindarse.

Un Indignado dijo...

Sencillamente, SIN PALABRAS... La iglesia DE NUEVO manipulando e incitando al voto de la derecha en pequeñas poblaciones tradicionales y arraigadas a costumbres eclesiásticas.

Las cartas no tienen desperdicio, en especial las últimas líneas de la página 1. Gracias por compartirlo, esto hay que moverlo YA!!

Si al final van a tener razón, la única iglesia que ilumina es la que está ardiendo.

P.D: Ahora mas que nunca, #Nonosvamos #AcampadaSol #DemocraciaRealYa

Troy dijo...

Lo flipo, en mi pueblo pasa eso y la iglesia acaba pintada de rojo XD

Daniel Turambar dijo...

Gracias por los comentarios. Sí, con la iglesia hemos topado, pero seguro que cada vez toparemos menos.
Abrazos

Boromir dijo...

Esto hay que moverlo por redes sociales que arda twitter!! Realmente indignante....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.