Páginas

miércoles, 27 de julio de 2011

El derecho a leer

Consecuencias del control cultural [4]
Teniendo en cuenta noticias como en la que nos cuentan cómo una jueza fiscal pide 35 años de prisión (sí treinta y cinco) para un chico que creó un script para bajar artículo científicos de un portal de descargas bajo pago [1], uno se pregunta hasta qué punto está llegando el loby del copyright y si la distopía de Richard Stallman, que copio a continuación, no está más cercana de lo que el autor predijo en 1997.

Y es que, mal que le pese a González Sinde (mal que sigamos pagando [2]), compartir enlaces no es ilegal aún sacando beneficio (que se lo digan a Google), como dicen varias sentencias judiciales [3].

En fin, os dejo sin más con el cuento [5] de terror cultural, ya digo, cada día más cercano a tu realidad...

martes, 12 de julio de 2011

No son negocios, es algo personal

Póster del documental "La Corporación"
Resulta curioso que una entidad abstracta pueda tener derechos asimilables a las que tiene una persona real, pero así es. Y no nos lo cuestionamos. Damos estos derechos a unas construcciones artificiales que son prácticamente inmortales y cuyo único objetivo es crecer sin importar nada más, ya que no tienen conciencia.

Sí, estos seres virtuales son dirigidos y supuestamente controlados por personas reales pero, llegado el momento, estas personas no responden por las acciones de la persona jurídica, y de hacerlo lo hacen a modo personal, por lo que la entidad sigue su ritmo de crecimiento sin importar nada, porque no nada tiene consecuencias para ella. Así, las grandes corporaciones o macro-empresas han conseguido literalmente dominar el mundo, a pesar de esa pesadilla política llamada democracia. Porque sí, hasta la supuesta "responsabilidad social" no es más que otra trampa de mercadotecnia par lavar la imagen que algunas usan para obtener más beneficios.

Y es que para las corporaciones, como para la mafia: son sólo negocios, no algo personal. Justo como pasa con los psicópatas, personas carentes de empatía que harán lo que sea por conseguir sus objetivos, así se incumplan las normas morales, sociales o hasta legales.

jueves, 7 de julio de 2011

Cuando las barbas del vecino veas pelar, la deuda deja de pagar

Uno de los grandes avances del sistema financiero consiste en el control de los medios de comunicación [0], de modo que las noticias pasen un fino tamiz de modo que parezca que se informa, pero no. Así se tocan temas porque hay que tocarlos, pero de un modo somero e intercalados con otros que desvían la atención. Por supuesto los análisis ni se acuerdan de estas noticias que agonizan en por las esquinas de las redacciones. De hecho poco se habla de Islandia, casi tan poco como se habló de Ecuador o Argentina, o del mismo modo parcial que se habla de Grecia ahora (sí, sacando sólo las manifestaciones y cargas policiales sin ir al porqué de estas acciones populares).

Y es que son noticias que darían una base sólida para decir, alto y claro: NO, a las políticas que el FMI, BCE y otras entidades imponen a países una y otra vez, a pesar de estar demostrada la catástrofe que suponen para las personas que viven en esos lugares y a pesar de estar demostrado que aquellos que se niegan a aceptar sin más estas medidas terminan saliendo a flote por sí mismos sin perder, no ya la dignidad (que no es poco) sino parte de la riqueza que la mayoría de los países tendrían si se les dejara. Véase Grecia.

Viñeta de Manel Fontdevila a 1 de julio de 2011 en el diario Público

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.