Páginas

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Pequeños matices del #PPSOE

Aunque mucho se dice de que tanto PP como PSOE son en el fondo la misma cosa (el famoso #PPSOE [1]), hay que reconocer que no huelen igual. Y si bien espero que votes algún partido minoritario el #20N [2], es posible que seas de los que piensen castigar al gobierno actual dando una mayoría absoluta a la otra pata del bipartidismo.

Bien. La verdad es que creo que eso sería una mala idea. Es más: votar al PP (lo digo ya) no nos va a sacar de la crisis ni antes ni mejor. De hecho, viendo la gestión de las comunidades autónomas donde ha tomado el poder recientemente, las cosas pintarán muy feas en cuanto a servicios públicos básicos como educación y sanidad. Aunque no se garantiza que otro partido lo vaya a hacer "mejor" (véase CiU y la sanidad Catalana) [3]. Pero el caso es que la experiencia previa nos da un ejemplo de cómo se manejan los que aspiran a un modelo público eficaz y los que miran por uno rentable privatizado.

El ejemplo lo he tenido en mis manos, y puede verse en esta imagen.

La única edición de las imágenes ha sido la de los datos personales

¿Notas la diferencia? Sí. Cuando recibí mi nueva tarjeta sanitaria madrileña eché en falta el chip que mi vieja tarjeta sanitaria extremeña tenía desde hace ya varios años.
¿Cómo podía ser? ¿Pero no son en la capital los más modernos en todo? ¿Acaso no ha llegado aquí esta tecnología que lleva años y años campando por las dehesas? Me extraña, y mucho. Y, la verdad es que no acabo de encontrar una explicación al atraso que sufre Madird. Y atraso en todos los sentidos.
Porque el chip no es un mero adorno. El coste adicional que pudiera tener la producción de una u otra tarjeta se ve compensado y no sólo económicamente.
Veamos:

  • El chip, de momento, evita que los médicos emitan recetas. Por un lado se ahorra en papel (vale, hay que pagar "la luz" del ordenador que graba la receta en el chip), y por otro se gana en legibilidad.
  • En tratamientos crónicos la cosa mejora: en el chip se pueden grabar todas las recetas que vayas a necesitar, con una fecha de activación que hace que puedas ir a la farmacia a por tus medicamentos periódicamente sin tener que ir al ambulatorio a por una receta nueva y dejando ese tiempo a los médicos y ATS para atender a nuevos pacientes, y a los enfermos les evita un desplazamiento innecesario. Mientras esto en Extremadura lleva años siendo una relaidad de la mano del PSOE, en la popular Madrid, según reza un cartel de mi centro de salud, tienes que: pedir cita para ir a por las recetas, avisar de qué recetas quieres, ir al centro de salud a que te las hagan/recogerlas además en un horario concreto...
  • Además, esto no sé si se ha llegado a implementar, el chip permite tener tu historial médico almacenado. Ya digo que no sé si esto se usa actualmente, pero las ventajas son grandes de nuevo para pacientes y sanitarios.

Así, teniendo en cuenta del dinero que se ahorra y el tiempo que se gana tanto por unos como por otros, insisto: ¿por qué los del PP no lo han implantado o toman medidas afines? Por contra, lo que me he encontrado en mi centro de salud son complicaciones y trámites para gestionar citas, consultas a especialistas, recogida de recetas... Vale, dicen que en Madrid "hay más gente" que está la sanidad saturada (y no añadiré sandeces xenófobas falsas). Precisamente por eso: ¿no sería mejor usar un método que ya se ha probado (durante, insisto, años y años) agiliza y economiza?
Pues no, no sólo no se usa sino que tiene pinta de no querer usarse. Mientras se vende que la sanidad madrileña es de las mejores, que en ningún otro sitio se abre más hospitales y centros de especialidades (que por lo general o andan parcos en recursos o bien son semi-privados), la realidad de la atención primaria es, cuando menos, desalentadora. La verdad es que no he conocido a nadie aquí que hable bien de su centro de salud. Mientras todo el que puede tiene un seguro privado...

Y es que no hay nada para promover lo privado que dejar morir por inanición a lo público. Lo mismo que ocurre ahora con la educación, también en Madrid, donde no hay recortes (dicen) pero no se renueva a profesores interinos y los que se quedan tienen que dar más horas de clase, substrayéndolas de otras actividades docentes necesarias para que la calidad de la enseñanza se pueda llamar así.

Por todo esto, y aunque muchos pensemos que son la misma mierda, si no te acaba de convencer una opción minoritaria a la hora de votar, piensa en estos pequeños matices que los efluvios socialistas y populares van dejando en su quehacer administrativo. Piensa si prefieres un modelo directamente anglosajón (donde si no tienes un buen trabajo no puedes optar a una sanidad decente) o que se mejore el que tenemos, se haga más eficaz y se mantenga la cobertura universal de un logro social del que sentirnos orgullosos.

Aunque... lo mejor, si quieres un cambio, es que votes minorías...[4]




[1] http://twitter.com/#!/search/%23PPSOE
[3] Sobre estos asuntos no enlazo nada: no sabría por dónde empezar. Busque usted y encontrará.
[4] Ya volveré a hablar de ello, mientras tanto mira aquí: http://danielturambar.blogspot.com/2011/05/entonces-que-leches-voto-yo-este.html

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.