Páginas

miércoles, 9 de noviembre de 2011

¿Qué votar el #20N?

Ese es la pregunta a semana y media de la cita. Porque espero que tengas claro que vas a ir a votar y que vas a votar una de las listas válidas. Vamos, que ni te abstendrás ni votarás en blanco o de forma nula, sobre todo si quieres que algo cambie, porque creo que ya quedó claro que estas opciones favorecen que, como cantaba aquél, la vida siga igual [1].

También hay otra elección que hará que las cosas sigan como están o incluso vayan a peor para nosotros: los currantes. Y es que las opciones mayoritarias, vamos el PSOE y el PP, no pintan nada bien. Ya pudimos verlo en el debate del pasado lunes [2]: mientras uno no acaba de decir qué hará (no sea que descubramos que no nos conviene), el otro intenta, simplemente, que no ardan hasta los cimientos de su partido. Aunque he de reconocer que, si sólo tuviera a estos dos como posible elección (y a pesar de los errores que haya podido cometer en las últimas legislaturas) me quedo con Rubalcaba. Al menos se lleva la lección aprendida y propone  acciones concretas y, creo que también está claro, no huelen exactamente igual [3].

Dentro del pequeño margen de maniobra que nos deja el sistema electoral, como ya dije cara a las elecciones municipales, la mejor opción que tenemos para encontrar soluciones a problemas que se nos presentan imposibles es hacer caso a Einstein y optar por cambiar el modo de afrontarlos. Así, el 20 de noviembre la mejor alternativa que tenemos es votar a un partido minoritario. Sí:

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo" 
A. Einstein.

Pero... ¿a cuál?

Estos días han surgido varias iniciativas que intentan guiar el voto útil hacia el partido minoritario con mayor posibilidad de tener representación parlamentaria según cada provincia, basándose en datos electorales, del censo y otras estadísticas. Claro, en función de la provincia el escaño se vende más caro gracias a la ley D'Hont [4], y es que además los partidos sin representación parlamentaria han tenido serias dificultades para cumplir con las nuevas exigencias de la ley electoral y muchos no han podido estar presentes en toda España como querrían [5].

Así, prácticamente se nos aboca a un nuevo bipartidismo como alternativa (sí, vuelvo a excluir a los partidos nacionalistas cuyo funcionamiento ha quedado más que demostrado no beneficia a, sin contraprestaciones, al resto): IU y UPyD. Estos dos partidos tienen ya representación parlamentaria y han podido levantar la voz en el congreso [6] y coinciden en querer una reforma de la ley electoral que beneficie a los partidos pequeños, y de paso a ellos... El problema es que, aún no teniendo experiencia de gobierno, sí han tenido oportunidad de cagarla en alguna comunidad autónoma o ayuntamiento. Supongo que eso echará a más de uno para atrás.

Está la novedad que presenta EQUO. Un partido roji-verde que no recibe financiación de empresas o entidades financieras [7], lo cual dice mucho en su favor. A priori un partido ecologista puede echar atrás ¿qué sabrán esto abrazaárboles de economía? Pero lo cierto es que la sostenibilidad bien gestionada puede ser rentable y generar muchos puestos de trabajo (que es lo que ahora llama).

El Partido Pirata también puede tener a priori un poco de rechazo. ¿Piratas?, esto serán cuatro frikis con el e-mule al 100% que quieren el todo-gratis. Pues no. La base del programa del partido está en la Libertad y la pluralidad. Así se parten el pecho contra las cortapisas que en nombre de los derechos de autor se hacen a las libertades individuales. Usan la tecnología como herramienta para canalizar la participación de todos. Sí, tienen a bien plantear debates en la red y escuchar, hasta tomar ideas, de quienes en ellos participan. Toda una novedad.

Una opción realmente distinta es la de Escaños en Blanco. Los integrantes de este partido intentan canalizar el voto en blanco del modo en que debería usarse: un voto en blanco = un escaño vacío. Así no se sentarán en el sillón de alto respaldo salvo para votar una nueva ley electoral que compute el voto en blanco. El problema es que mientras tanto, los que gobiernen podrán hacer de las suya...


Hay más opciones aunque muchas son bastante residuales, con perdón, pero es lo que hay. Como ya dije hay páginas con listas de la "tercera opción" recomendable por provincia para que el resultado no sea el de siempre [10]. He leído críticas a estas listas y forma de actuar ya que no deja de ser un "seguirles el juego" Pero la alternativa a las urnas no es algo bonito...

¿Se puede cambiar algo votando? Pues no lo sé, pero para saberlo habrá que hacer algo distinto, ya sabes: vota minorías.





[1] En el siguiente enlace la explicación que ya di acerca de porqué hay que votar: http://danielturambar.blogspot.com/2011/05/entonces-que-leches-voto-yo-este.html y por citar una fuente externa, valga ésta: http://nomasppsoe.wordpress.com/2011/10/30/sistema-electoral/
[2] Aquí tienes enlaces a sus distintas partes y algunas reacciones: http://pili.la/dxm 
[3] Pues sí, hay pequeños detalles entre PP y PSOE que no los hace clónicos: http://danielturambar.blogspot.com/2011/11/pequenos-matices-del-ppsoe.html
[4] En los enlaces mencionados en  [1] hay vídeos al respecto y más explicaciones.

[5] La falta de avales, por ejemplo, ha dejado al Partido Pirata sin poder presentarse en Madrid. Con la nueva ley electoral hacía falta un número (variable en cada provincia) de avales personales para poder presentarse. Una cortapisa para reducir la pluraridad. Por cierto esa ley electoral la sacaron adelante PP y PSOE (y algunos nacionalistas) sin mucha discusión. Más información al respecto en http://www.yoavalo.org/

[6] Por ejemplo contra la reforma constitucional: http://danielturambar.blogspot.com/2011/09/upyd-e-iu-contra-la-reforma.html

[8] +info sobre Partido Pirata: http://www.partidopirata.es/
[9] +info sobre Escaños en Blanco: http://www.ciudadanosenblanco.com/

[10] Aquí dos de las páginas que recomiendan votos: http://aritmetica20n.wordpress.com/ y http://votowiki.net/CD11/portada

3 comentarios:

Raúl Campos dijo...

Un servidor siempre pongo el ejemplo de la Fórmula 1. Si vas por detrás, no puede copiar la estrategia de tu enemigo, porque pierdes seguro. Tienes que hacer algo nuevo. Como es evidente que la sociedad va perdiendo contra estos políticos (se suponía que todos estábamos en el mismo bando), pues hay que cambiar de estrategia: votemos a los que aún no han podido demostrar que las cosas se pueden intentar hacer de otra manera. El 20N, igual que el las municipales, vota minorías.

Raúl Campos dijo...

Hemos votado minorías, pero demasiadas, je, je, je… Digamos que le hemos puesto en bandeja la absoluta al PP. Con los mismos votos se pueden perder o ganar con mayoría absoluta unas elecciones. Misterios de la democracia.

Daniel Turambar dijo...

Pues sí, con estas minorías se pueden hacer cosas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libros de relatos, que me saqué de la manga hace unos años, en descarga gratuita

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.